La muerte siempre va a estar ligada a la vida, ya que todo ser vivo está destinado a morir. Esta es una realidad que se debe admitir, pero siempre querremos poder despedirnos de nuestros seres queridos viéndolos en el mejor estado posible y mucho más si la muerte ha tomado a todos por sorpresa.

Este es un trabajo muy importante y que requiere de mucho empeño para lograr sacar lo mejor a la hora de presentarlo en el funeral. 

Si hablamos de los directores de funerarias podríamos afirmar que tienen una gran responsabilidad, y asegurarse de que las personas obtengan el mejor funeral posible es algo que se toman muy en serio. Sin embargo, deben usar ciertos "truquitos" como aliados para poder lograr el resultado esperado.    

Aquí te mostramos 10 de esos "secretos" revelados por ellos mismos:

1- Una buena iluminación siempre es importante

A pesar de que en el embalsamiento se trata de lograr que el cuerpo quede con el mismo tono como cuando estaba con vida, muchas veces el tono gris que toman los cuerpos, hace que el trabajo sea muy difícil aún con el maquillaje, es por ello que se usa cierto tipo de iluminación. 

 La directora de funerales Amy Cunninham reveló el uso de bombillas rosas en muchas ocasiones para darle brillo al cuerpo. "Las escuelas mortuorias enseñan la teoría del color y la iluminación de escenarios: cómo usar geles de colores sobre las luces del techo", afirmó.

2- Conseguir expresiones pacíficas es algo de mucho trabajo

Todos queremos ver en el rostro de nuestros seres queridos que han fallecido, una expresión de paz al momento de despedirnos de ellos, esto no es tan sencillo para los encargados de prepararlos. 

Se les exige que llenen la garganta y la nariz con algodón antes de coser la boca. También tienen vasos de punta especializados que se colocan debajo de los párpados para evitar que se abran o se hundan. Así no te encontrarás con algo inesperado al verlos de cerca. 

3- Una de las mayores herramientas que usan es algo que muchos tenemos en casa

Se sabe que si las herramientas regulares no hacen el trabajo, terminan optando por usar pegamento para que los parpados se queden en su lugar. Pueden llegar a usarlo también en heridas en el cuerpo, para que quede mejor visiblemente que una sutura. 

4- Los cofres cerrados al vacío pueden causar explosiones y a veces son un engaño

Son más costosos y los venden firmando que estos no permitirán que nada entre al cofre de ser querido, pero al parecer la realidad es otra. Mark Harris, escritor de Grave Matters, reveló que en realidad puede ser peligroso crear un sello hermético porque un cuerpo en descomposición emitirá gas metano.Esta acumulación de gas conduce a lo que se conoce como "síndrome del cofre de explosión", que puede hacer que la tapa del cofre salga volando.

Harris habló con el propietario de un cementerio para su libro, y descubrió que este tipo de ataúdes se quedan "rutinariamente sin sellar después de que la familia se va... para aliviar la acumulación inevitable de gases dentro del ataúd".

5- Ciertas cosas deben ser removidas del cuerpo antes de la cremación

Normalmente si la familia decide que el cuerpo sea incinerado, los trabajadores funerarios tienen la tarea de retirar el marcapasos antes de comenzar el proceso. Y es que si se deja un marcapasos dentro de un cuerpo, tiene el potencial de explotar y causar más de $ 10,000 en daños a la máquina.

También suelen quitar cualquier parte de metal, como las prótesis de cadera o una rodilla. Muchas veces la familia pide que esto les sea devuelto, pero la mayoría de las veces las funerarias derriten el metal para que se convierta en letreros de la calle.

6- No hay una manera especial de deshacerse de los "residuos funerarios"

Todos los residuos y líquidos van a dar simplemente a un desagüe. 

7- Normalmente no se nota cuando recogen los cuerpos

Aunque usan carros fúnebres para transportarlos a la hora de enterrarlos, cuando van a recoger los cuerpos, suelen usar camionetas discretas. 

8- Ciertas funerarias proporcionan funerales sin costo para niños pequeños o bebés nacidos muertos

"Es una tradición en la industria funeraria ofrecer servicios funerales a las familias de bebés nacidos muertos y bebés muy pequeños al costo", reveló Cunningham.

"Los directores de funerarias no se preocupan por obtener ganancias con la muerte de niños, y de hecho, la muerte de un niño pequeño entristece a toda la empresa más que casi cualquier otra cosa".


Fuente: shared.com