Este tipo de vídeos te demuestran que tú, como persona, nunca debes rendirte. Siempre, siempre podrás hacer lo que amas, si vas con paciencia y de buena forma.

A sus 18 años de edad, Harrison Craig ha pasado por muchas cosas, ha sufrido de tartamudez extrema toda su vida, pero mediante su pasión por la música, ha logrado superarse. 

Al verlo, tan joven, muchos creerían que podía ir a presentarse al programa con alguna canción pop y de esa forma llamar la atención, pero no, este joven talentoso decidió interpretar algo de Josh Groban-esque. Harrison llegó más allá de las audiciones y pasó a ganar la segunda temporada de La Voz Australia.

Los jueces en la audición no lo podían creer, para ellos era una voz maravillosa y ver cómo podía cantar con tanta fluidez y que al momento de hablar sufriera por su enfermedad, la tartamudez, hizo que lo vieran como un talento, un regalo del cielo. 

Aquí está el vídeo, cuando veas la diferencia de cuando habla y canta, entonces tú también considerarás que es un regalo del cielo: